Agua

Esta meta apoya este ODS:

Objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas

Toyota Motor North America (TMNA) tenía el siguiente objetivo de AGUA para los años fiscales 2017 a 2021:

Desafío de Conservación del Agua:

Priorizar las instalaciones en áreas con estrés hídrico e implementar planes de administración del agua parcialmente logrado)

TMNA utiliza la herramienta AqueductTM del ‘’World Resources Institute’’ (WRI) para evaluar el estrés hídrico. La pieza central de Acueducto es el Atlas de Riesgo del Agua, que combina 13 indicadores que cubren aspectos de cantidad, calidad y riesgo reputacional en una puntuación de riesgo global compuesta. Nuestro análisis se basa en la versión actual del Atlas. (Versión 3.0, lanzada en 2019).

Se han cartografiado las ubicaciones de Toyota en América del Norte, incluidas las plantas de fabricación, los centros de R&D, centros de distribución de repuestos, centros de capacitación en servicio y oficinas. Luego, los sitios se clasificaron en función de su puntuación de riesgo global. Según el Atlas, 10 de las ubicaciones de Toyota en América del Norte obtuvieron puntajes de riesgo con nivel “alto” y dos en el nivel de riesgo “extremadamente alto”.

En el año fiscal 2021, estos 10 sitios representaron el 8 % del agua que Toyota retiró en América del Norte. Hemos priorizado dos sitios: la planta de ensamblaje en Baja California y una oficina regional en la costa oeste. - para poner a prueba planes de gestión del agua. A pesar de las interrupciones causadas por la pandemia de COVID-19, hemos continuado nuestra planificación y comenzaremos a desarrollar el programa de administración del agua de la planta de ensamblaje en año fiscal 2022. Seguirá un plan para la oficina regional. Los planes de administración del agua abordarán el tema de la conservación del agua (incluidos los objetivos de reducción de agua potencialmente absolutos), calidad del agua y actividades de divulgación con proveedores y comunidades locales.

A partir del año fiscal 2022, tenemos un nuevo objetivo a cinco años para reducir el uso de agua en un 3 % por unidad de producción de vehículos. Este objetivo nos mueve por el camino hacia el logro del desafío 2050 sobre conservación del agua.

Este mapa se generó utilizando datos del Atlas 3.0 de riesgo de agua AqueductTM Water de WRI. Mapeamos más de 100 ubicaciones Toyota de América del Norte, incluidas plantas de fabricación, centros de R&D, centros de distribución de vehículos y piezas, capacitación en servicio, centros y oficinas. Aquí solo se muestran los sitios en áreas de riesgo “alto” y “extremadamente alto” de estrés hídrico general. Círculos con números en el interior indican múltiples instalaciones de ese tipo; el mapa es demasiado pequeño para mostrar cada sitio en esa área.

CONSERVANDO EL AGUA

Durante el año fiscal 2021, Toyota retiró 1.500 millones de galones de agua en nuestras instalaciones de América del Norte, incluyendo plantas de fabricación, centros R&D, centros de distribución de vehículos y piezas, centros de formación de servicio y oficinas. Esta es una reducción del 14 % con respecto a los niveles del año fiscal 2020, debido principalmente a una disminución en producción de vehículos durante la pandemia de COVID-19.

A pesar de los desafíos planteados por la pandemia, los sitios de la región continuaron encontrando formas de usar menos agua. Por ejemplo, cuando un vehículo ingresa a cualquiera de nuestros talleres de pintura, es necesario desengrasarlo y enjuagarlo a fondo antes de pintar. Estos pasos requieren cantidades significativas de agua de alta calidad. La planta de Montaje Toyota en Baja California, México, pasó de usar agua dulce durante los pasos de desengrasado a usar agua reciclada del sistema de ósmosis inversa (RO) existente en la planta, que se filtra para cumplir con los estándares de producción y reduce el uso anual de agua dulce en casi 309,000 galones.

En la planta de fabricación de Toyota en Cambridge, Ontario, el taller de soldadura utiliza agua para enfriar equipo de soldadura. El antiguo sistema de control de temperatura mantenía el agua de refrigeración a una temperatura constante. La instalación de un sistema de control automático permita regular la temperatura del agua de refrigeración en función de las condiciones meteorológicas y la época del año lo que resultó en ahorros anuales estimados de 385,000 galones de agua, es decir, una reducción del 34 % en el uso de agua para el taller de soldadura. Además de ahorrar agua, este proyecto también redujo la cantidad de químicos necesario para el tratamiento del agua en un 25 %.

Vea “Agua” en Desempeño para obtener datos sobre el agua más detallados.

INNOVACIÓN: USO DE AGUA RECICLADA DURANTE EL TRATAMIENTO PREVIO DE PINTURA

Agua

Este proyecto apoya este ODS:

Objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidass

En la planta de Toyota en Indiana, una expansión de la instalación significa que la planta necesitará más agua para pintar el creciente número de vehículos que se ensamblan. La infraestructura existente de la planta no es adecuada para transportar más agua, en cambio, los miembros del equipo han estado identificando formas innovadoras de conservación.

Una oportunidad para ahorrar agua se encontró en el taller de pintura en la parte este de la planta, que usa casi la mitad (48 por ciento) de toda el agua utilizada en el sitio. Antes de poder pintar la carrocería soldada de un vehículo, se utilizan rociadores de agua durante un proceso de pretratamiento de tres pasos que: desengrasa y elimina la suciedad, enjuaga y aplica una capa base anticorrosión. Si la superficie de la carrocería del vehículo no está limpia, pueden ocurrir defectos de pintura.

Se han agregado nuevos módulos de microfiltración para permitir que las corrientes de aguas residuales caigan en cascada desde un pretratamiento paso al siguiente, eliminando así la necesidad de introducir agua dulce en cada paso. El uso de agua dulce durante el pretratamiento se ha reducido en un 75 % y el nuevo proceso limpia las carrocerías del vehículo tan bien que ocurren menos defectos de pintura.

La conexión en cascada de estos arroyos está ahorrando aproximadamente 54,3 millones de galones de agua dulce por año. Eso es igual a la cantidad necesaria para suministrar agua potable a todo el estado de Indiana durante un mes.

Esta innovación es una parte del tratamiento de los problemas de capacidad hídrica de la planta. Se esperan actividades adicionales para mejorar aún más el problema de la capacidad de agua.

PROTEGIENDO LOS RECURSO DE AGUA

La calidad del agua es otro componente clave del enfoque de Toyota hacia la administración del agua. Algunos de nuestros sitios de descargas de aguas residuales que monitoreamos y tratamos satisface las regulaciones locales, estatales y federales para evitar impactar negativamente los cuerpos de agua. De hecho, Toyota, como parte de nuestra mejora del sistema de gestión medioambiental, requiere que todos los sitios de fabricación operen por debajo del límite permitido de descarga de aguas residuales en un promedio del 20 %.

AUMENTAR LA CONCIENCIA DEL AGUA

Toyota apoya los esfuerzos de la comunidad para educar a las personas y familias sobre la conservación del agua y la importancia de proteger los recursos hídricos. Estas actividades ayudan a ampliar los esfuerzos de conservación y logran resultados positivos más impactantes.

Por décimo año consecutivo, la Fundación Wyland y Toyota presentaron el National Mayor’s Challenge para la Conservación del Agua. La campaña, que se llevó a cabo en abril de 2021, alentó a los residentes de Estados Unidos a hacer pequeños cambios en sus vidas para gestionar mejor nuestros recursos hídricos y mejorar la salud de nuestros océanos, lagos, ríos, arroyos y humedales. Para obtener más información sobre esta campaña, vea “Fundación Wyland.”

SUBVENCIÓN DE IMPACTO DEL CONSEJO DE CUENCAS HIDRÁULICAS DEL RÍO HURON

Aqua

Este proyecto apoya este ODS:

Objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidass

A través de su campaña Drive4Five, Toyota otorgó una subvención de impacto al Huron River Watershed Council (HRWC) para ofrecer programación de ciencias ambientales, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) a través del aprendizaje práctico basado en el lugar. Durante los años escolares 2019-2020 y 2020-2021, más de 1,000 estudiantes en los grados 4 a 12 de una docena de escuelas diferentes, principalmente en las escuelas de Ann Arbor e Ypsilanti distritos de Michigan, participaron en el Programa de Educación Streamside de HRWC, una serie de lecciones de ecología de arroyos. Los participantes estudiaron las características físicas del lecho del río y las riberas y tomaron medidas de parámetros de calidad del agua, como temperatura, conductividad y turbiedad. Los estudiantes también aprendieron cómo recolectar e identificar insectos acuáticos, lo que los organismos revelan sobre la salud de los arroyos y cómo sus adaptaciones les permiten vivir en sistemas de agua dinámicos.

A principios del año escolar 2020-2021, se hizo evidente que muchos maestros estaban luchando para proporcionar servicios virtuales y contenido híbrido (virtual y presencial) para sus estudiantes. El equipo de educación STEM de HRWC, con financiación de Toyota, trabajó con algunos de esos maestros para crear contenido virtual, incluidos videos, carteles y páginas de estudiantes que explican cómo probar los parámetros de calidad del agua y qué significan esos parámetros sobre la salud de una vía fluvial.

Como señaló uno de los padres, la programación de ecología virtual junto a los arroyos fue el punto culminante del año de su estudiante de cuarto grado. Ella aprendió en la clase de Dexter Community Schools sobre Mill Creek (un afluente del río Huron), acerca de la contaminación de aguas pluviales, crio truchas para soltarlas en el río y aprendió a amarrar moscas para pescar con ellas. “Antes de la pandemia, los estudiantes de Dexter visitaron Mill Creek todas las semanas y estudiaron la naturaleza, el arte, la investigación y la reflexión personal, que los enriqueció como observadores reflexivos al aire libre. Luego, 2020 cambió radicalmente la forma en que enfocamos la educación. HRWC respondió adaptando nuestras salidas con alternativas seguras contra la pandemia. Estamos agradecidos por el apoyo de HRWC a nuestros estudiantes y maestros además de su trabajo continuo para mejorar Mill Creek y el río Huron”, explicó el Sr. Barnes, un maestro en Dexter Community Schools.

HRWC complementó su programación virtual con la campaña Hágalo usted mismo (DIY) para brindarles a los estudiantes y a otras personas la oportunidad de realizar actividades de administración en vías fluviales y parques locales. Con financiación de Toyota y utilizando redes sociales, HRWC creó y promovió videos instructivos y listas de verificación para alentar a los amantes de los ríos a realizar sus propias limpiezas en ellos. También se promovieron limpiezas adicionales en la tierra, como en parques y vecindarios para aumentar la accesibilidad de la Campaña DIY.

Un recién graduado de la preparatoria Dexter, Tony Golin, se involucró mucho en la Campaña "DIY" limpieza del rio. El trajo a su familia y sus compañeros de equipo de waterpolo para ayudar a limpiar una sección del río Huron justo debajo de Dexter. La idea de Tony de bucear en busca de la basura del río, un talento especializado que comparten él y sus compañeros de equipo, fue un método único para recoger la basura del fondo del lecho del río. Tony registró más de 450 horas y su familia y compañeros de equipo registraron al menos otras 200 horas. Tony no solo hizo una contribución significativa a la limpieza del río, sino que también ayudó a crear más conexiones entre HRWC y el sistema escolar de Dexter.

Gracias a Tony Golin y sus compañeros de waterpolo, el buceo de limpieza se volvió más común. Joe Spaly y su hijo se zambulleron en busca de basura en el Estanque de Barton, que es fuente de agua potable para la ciudad de Ann Arbor, recolectando teléfonos celulares, gafas de sol, relojes de pulsera y otros diversos artículos.